Crisis de pareja, ¿por qué se producen y cómo solucionarlas?

Existen dos metáforas que pueden servirte para analizar el nivel de bienestar de tu pareja y lo cercana o lejana que está una crisis de pareja entre vosotros: si compararas tu pareja con tu cuenta en el banco, ¿qué tendría esta cuenta en estos momentos: más ingresos o más gastos?; si la compararás con un jardín, ¿qué nivel de atención, cuidado y dedicación dirías que recibe ese jardín?

La respuesta a alguna de estas preguntas puede darte una medida de la salud emocional de tu relación de pareja.

¿A tu pareja le salen las cuentas para prevenir una crisis de pareja?

Una pareja está saneada, al igual que una cuenta bancaria, cuando ingresa más que gasta. A poco que pensemos, cualquier persona, aunque no sea psicólogo, estaría de acuerdo con ello. Si los gastos superan los ingresos, entramos en números rojos y la crisis de pareja está cerca.

Los ingresos en la pareja

Ingresar emocionalmente en la relación de pareja es, en lenguaje de psicólogos, aportar cosas positivas a la misma. Muchas personas que acuden a terapia de pareja nos preguntan: ” pero, ¿cuáles son exactamente esas cosas positivas en las que me tengo que esforzar?”. La respuesta es que algunas de ella son universales y otras especfíficas de cada pareja. Entre las universales está el buscar momentos para compartir tiempo juntos, realizar actividades juntos que generen diversión o sensación de sintonía, conectar con las necesidades del otro y escucharle con paciencia y respeto. Entre las particulares, ya estarían los gustos personales de cada uno: ¿ qué le gusta a tu pareja que hagas, digas o aportes?, ¿ qué te gusta a ti?. En la respuesta a estas preguntas, tenéis el camino.

Los gastos de la relación de pareja

Los gastos, en lenguaje de terapia de pareja, estarían relacionados con las acciones, actitudes y modos del otro que generan conflicto, disputas, frustración o malestar. Si existen problemas de comunicación y dificultad para llegar a acuerdos, o problemas parar expresar los sentimientos y que estos sean atendidos se generan gastos emocionales en la pareja porque consumen mucho emocionalmente. De vez en cuando aparecen gastos imprevistos en la pareja como la llegada de mellizos, cambios de residencia forzados por una situación laboral, etc… que ponen a prueba a la misma.

El equilibrio entre ingresos y gastos

La cuestión es que las cuentas salen cuando hay más ingresos que gastos. Hay parejas que discuten mucho pero comparten mucho, y a fin de mes obtienen un saldo positivo. Hay parejas que discuten poco pero comparten poco, y al hacer balance el resultado sale negativo. Por si acaso, por prevenir el impacto emocional de gastos imprevistos, siempre es buena idea reflexionar sobre cómo aportar ingresos emocionales a la relación de pareja. Si no encontráis la manera de hacerlo, podéis recurrir a la ayuda de una terapia de pareja.

¿Qué nivel de cuidado y atención recibe tu relación para prevenir una crisis de pareja?

Las condiciones necesarias

Si te sientes más identificado con la segunda metáfora, tómate unos minutos para reflexionar sobre lo que necesita un huerto o un jardín para estar frondoso, apetecible y en buenas condiciones. Por supuesto, necesita una buena base, es decir, una buena tierra y unas buenas semillas: esto es, sencillamente, el sentimiento que se ha desarrollado entre vosotros. Si es fuerte, la tierra y las semillas serán de buena calidad, una condición importante para el adecuado crecimiento de la relación.

El cuidado y la atención

Pero esa tierra y esas semillas no son suficientes si el terreno no se riega con regularidad, si no se quitan las malas hierbas, si no se poda a tiempo, si no se procura que reciba el sol necesario, si no se abona… Estos actos de cuidado básicos son extrapolables a una relación de pareja. El mensaje es que una relación de pareja no es algo que pueda dejarse al buen tuntún, sino que hay que cuidarlo, prestarle atención y ayudarlo a crecer.

Algunas reglas básicas para prevenir una crisis de pareja

Tiempo en común

A veces no somos conscientes de lo importante que es pasar tiempo juntos. Pero tiempo de calidad. Por supuesto que pasáis tiempo juntos. Pero, ¿ qué calidad tiene ese tiempo?, ¿es tiempo “de verdad”?, ¿ tiempo de escucharse, de hablarse, de reírse, de conectar? Esos momentos son como una inyección de vitalidad en la pareja que harán más llevaderos los momentos de conflicto, por lo que es muy importante buscar momentos y organizarse para que se produzcan.

Tiempo individual

Pero también somos seres individuales, mujeres y hombres con aspiraciones, inquietudes, apetencias. También necesitamos tener tiempo para pasarlo con nosotros mismos, para hacer aquello que nos relaja, que nos divierte, que nos desconecta. Esto reduce los niveles de estrés, nos vuelve más tolerantes y optimistas y nos hace estar de mejor humor: una estupenda receta para estar más felices en pareja también, como comprobarás en una terapia de pareja.

Habilidades de solución de problemas

Problemas. En toda relación los hay. En toda vida los hay. No es posible aislarse de los problemas ni de los conflictos. Es mejor tener buenas habilidades para hacerles frente y encararlos. En terapia de pareja muchas veces observamos conflictos y discusiones por diferentes expectativas sobre el modo de llevar la casa, o educar a los niños, o gastar el dinero, o visitar a los parientes, u organizar las vacaciones, o la frecuencia de tener relaciones sexuales, etc… Las divergencias son inevitables en dos personas que son distintas, que tienen individualidades diferentes. Eso no es malo. Las crisis de pareja vienen cuando no se encuentra el modo adecuado de llegar a acuerdos. Este tema sí es necesario tratarlo en una terapia de pareja porque, cuando no se hace, es porque no se sabe cómo, y necesitamos que nos orienten para conseguirlo.

El manejo de la intimidad

Una fuente especial de conflicto en personas que acuden a terapia de pareja son las quejas alrededor del sexo. Las parejas en crisis tienen menos relaciones sexuales porque están enfrentadas, enfadadas, frustradas con el otro. En ocasiones hay un miembro de la pareja para el que esto no es problema y encuentra en el sexo una vía para la conexión, pero puede haber otro para el que esto sea un problema y necesite limar antes asperezas.

La buena comunicación

La comunicación en pareja es importante. No es necesario que sea mucha. Pero sí que sea buena. Hay quien prefiere hablar poco, hay quien necesita hablar mucho. Pero lo importante es hablar bien, y escuchar mejor aún. La mayoría de los problemas de comunicación vienen de no escuchar: no escuchamos al otro, damos por sentado por dónde va a ir, qué va a decir, por qué va a decirlo… y reaccionamos impulsivamente nada más empezar a hablar. La escucha activa es una técnica que puede ayudarte a solventar este problema.

Mª José Miguel Quilis

Psicóloga de adultos en Valencia

Especialista en mindfulness

Directora Apai Psicólogos

También te puede interesar

La angustia de muchos hombres: la pérdida de erección

Nuestra sociedad, al menos hasta ahora, parece insistir en orientar a los hombres hacia el logro, hacia el control, hacia el dominio. Desde bien pequeños, los niños reciben mensajes relacionados con la necesidad de ser fuertes, viriles, resolutivos, hábiles y capaces de resolver cualquier situación.

Fases de la respuesta sexual humana

Aunque ahora nos parezca un tema de lo más natural, la ciencia no se ocupó de la sexualidad humana hasta los años 60. Antes de esa fecha se estudiaba fundamentalmente la función reproductiva de la sexualidad, el resto era un tema rodeado de tabú.

Transgénero o transexualidad… Cuando no sé quien soy

Transexualidad Ayer por la noche, parte del equipo de APAI psicólogos fuimos al cine a ver la última película de François Ozon sobre la transexualidad, y nos quedamos con enormes ganas de escribir este artículo. Homofobia y transfobia Seguramente habréis oído hablar...

Apai Psicólogos

Centro de psicólogos en Valencia

Dirección: Plaza del Ayuntamiento 8, 2º,3ª
46002 Valencia centro
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

 

Psicólogas Valencia

Somos cuatro psicólogas, una nutricionista y un coach.

Seis mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar