Psicología Jurídica en Valencia

Ahora es uno de esos momentos. Necesitas asesoramiento, protección, apoyos. Necesitas sentir que la profesionalidad está de tu parte, que cuentas con un aval serio para poder defender tus derechos.

Apai Psicólogos

PSICOLOGO FORENSE EN VALENCIA

En ocasiones, nos vemos inmersos en un proceso judicial de cualquier tipo y necesitamos de un perito para realizar un informe sobre nuestra situación. Por ejemplo, en un accidente de coche o de comunidad, estamos acostumbrados a solicitar un peritaje sobre nuestros bienes para poder justificar nuestra demanda a la compañía aseguradora. En el ámbito de la psicología jurídica también se elaboran peritajes, esta vez peritajes psicológicos. El papel del psicólogo forense o psicólogo jurídico es fundamental en divorcios contenciosos con hijos, por ejemplo.

¿Qué es la psicología forense?

La psicología forense también se encarga de realizar informes sobre la idoneidad de los padres adoptivos en procesos de adopción. Fuera del ámbito de la familia, la psicología forense se dedica a evaluar las secuelas psicológicas tras un accidente, acoso o abuso, así como ayudar en litigios sobre incapacidades laborales por patologías psiquiátricas, capacidad testamentaria de una persona, etc.

¿Qué es un psicólogo jurídico o forense?

Los psicólogos jurídicos, también llamados psicólogos forenses, evalúan aspectos psicológicos (cognitivos, emocionales, comportamentales, relacionales…) de las personas y, en base a dicha evaluación, asesoran como expertos a los órganos judiciales.

Por tanto, un psicólogo jurídico o forense ha de ser, lógicamente, un licenciado en psicología. La psicología forense es un campo de actuación, no obstante, muy específico y altamente técnico, por lo que el buen hacer profesional implica haber recibido una formación concreta en psicología jurídica y tener amplia experiencia en procesos de evaluación psicológica en niños, adultos y familias.

En nuestra opinión, son necesarias también características personales como habilidad en el manejo de conflictos, dotes de expresión lingüística para la compleja redacción del informe y para saber defender el peritaje psicológico en el juicio oral. Existe cierta confusión respecto a la terminología a la hora de nombrar la disciplina propia del psicólogo forense: Psicología Jurídica, del Derecho, Forense, Judicial,etc…

¿Qué hace el psicólogo forense?

Los psicólogos forenses realizan peritajes psicológicos en diversos ámbitos del campo jurídico: ámbito penal, ámbito civil, ámbito laboral… Por este motivo, su ámbito de actuación es muy amplio.

INFORMES PSICOLOGICOS CLÍNICOS

Los informes psicológicos clínicos pueden tener como objetivo la evaluación de la situación psicológica de una persona o la evaluación de la intervención psicológica que se le ha practicado; hay informes para pacientes en tratamiento, pero también informes psicológicos para pacientes que no lo están.

INFORMES PERICIALES PSICOLÓGICOS

Los informes periciales psicológicos son informes redactados por un perito especialista en psicología jurídica que servirán de asesoramiento al juez en el proceso, pues agilizan la toma de decisiones del tribunal.

MEDIACIÓN

La mediación representa una nueva forma de conceptualizar las relaciones entre las personas, basada en la creencia de la capacidad del ser humano para cooperar y actuar de modo pacífico en los conflictos. Supone, pues, una manera racional de gestionar los conflictos difíciles de solucionar.

Funciones del psicólogo jurídico

Una de las funciones más importantes de la psicología jurídica es la de asesorar a tribunales y fiscalías en ámbitos tan especializados como la familia, las discapacidades o las secuelas de violencia en las personas.

El papel del psicólogo jurídico como asesor en este campo tiene una tradición corta, motivo por el que la regulación de la labor de los psicólogos jurídicos, también llamados psicólogos forenses, sigue estando pendiente. De hecho, en la actualidad, se debate sobre la importancia de tomar medidas en cuanto a determinar requisitos estandarizados para la formación específica de los que nos dedicamos a la psicología jurídica. Idealmente se constituiría como una especialidad dentro de la psicología. Sea como fuere, para ejercer adecuadamente su labor, el psicólogo jurídico o forense ha de tener una formación específica más allá de su formación en psicología clínica. Los conocimientos de su profesión han de contemplar conocimientos de derecho judicial, procesal y penal, procesos muy formales cuyas reglas y mecanismos ha de conocer. Habitualmente, esta formación extra la adquiere el psicólogo forense a través de un Máster en Psicología Forense.

Peritaciones psicológicas

La herramienta fundamental de la que se sirve el profesional de la psicología jurídica para hacer su trabajo es el informe pericial psicológico.

Este informe tiene como objeto el análisis del comportamiento humano en el entorno de la Ley y del Derecho. En ocasiones, es el juez quien ha demandado la prueba, en otras ocasiones es la propia parte la que desea aportarla. Aun así, la peritación psicológica no es vinculante, ya que es el propio juez el que, haciendo uso de esa prueba, determinará su decisión, pudiendo llegar a conclusiones distintas a las que se exprese en dicho informe.

Tipos de periciales psicológicas y ámbitos de actuación

Las periciales psicológicas pueden elaborarse, fundamentalmente, sobre cuatro ámbitos determinados: ámbito de familia, ámbito laboral, ámbito civil y ámbito penal.

Las más frecuentes recaen en el ámbito de la familia para determinar la guardia y custodia de los hijos, o el régimen de visitas cuando existen conflictos entre las partes y no se llega a un acuerdo. En el ámbito laboral, las peritaciones psicológicas suelen versar sobre la evaluación de incapacitaciones laborales o secuelas de accidentes laborales. En el ámbito civil se evalúa frecuentemente la capacitación de una persona para tomar decisiones sobre sus cuestiones financieras. En el ámbito penal el peritaje puede ser solicitado para evaluar tanto al infractor de un delito como a su víctima.

Formación necesaria de los psicólogos jurídicos

Los psicólogos jurídicos reciben una formación muy específica que les capacita para realizar sus funciones periciales. Esto es así porque su actuación, la prueba pericial psicológica, tiene una repercusión muy trascendental, y también por la amplitud de los fenómenos a evaluar: puede requerirse que evalúe a un niño, a un anciano, a una unidad familiar, a un trabajador adulto, a personas de etnias diversas, etc. y con objetivos diferentes, como imputabilidad, riesgo delictivo, opciones de custodia, capacidad en la toma de decisiones, credibilidad de testimonio, secuelas de accidentes, acosos, etc.

Existen áreas determinadas en las que los psicólogos jurídicos deben estar formados para evitar mala praxis profesional. Es fundamental que tengan conocimientos de psicología evolutiva y, muy en concreto, de desarrollo atípico infantil, puesto que a menudo van a ser requeridos para certificar patologías en el niño.

Los psicólogos jurídicos, además de la formación básica en psicopatología que todo psicólogo tiene, han de conocer cómo algunos trastornos mentales pueden acabar en delincuencia, es decir, han de tener conocimientos sobre la criminodinamia y delictogénesis de dichos trastornos.

Aunque todo psicólogo tiene formación especializada en evaluación psicológica, los psicólogos jurídicos han de poseer conocimientos más especializados en entrevista, prueba psicométrica y neuropsicológica de aplicación en el contexto judicial, pues existen instrumentos específicos de valoración de abuso, etc..

El informe pericial tiene unas características específicas, por lo que los psicólogos jurídicos han de tener formación especializada en cómo elaborar dicho informe y en cómo ratificarlo en la vista oral. La ética y la deontología son básicas en la profesión del psicólogo, pero en el campo de la psicología forense los aspectos detontológicos aún son más concretos, por lo que deben de ser estudiados.

La teoría es necesaria pero no suficiente, por lo que los psicólogos jurídicos deberían haber tomado parte en prácticas supervisadas. Dada la estrecha relación con el derecho, los psicólogos jurídicos  han de tener una formación jurídica básica, para poder entender los principios elementales del proceso y el procedimiento procesal.

Requisitos administrativos de los psicólogos jurídicos

Como es lógico, los psicólogos jurídicos deben ser estar licenciados en psicología y colegiados en el correspondiente Colegio Oficial de Psicólogos. Además de ello, deben haber realizado cursos de psicología jurídica en entidades acreditadas por el colegio oficial de jurídica, acreditar que han realizado prácticas en psicología jurídica supervisadas en centros reconocidos o, al menos, acreditar amplia experiencia profesional en esta área.

PSICOLOGÍA JURÍDICA

Separaciones, el informe pericial del psicólogo

Cuando una pareja con hijos inicia trámites en procesos de separaciones y divorcios se enfrenta no solo a un duro proceso emocional y a una serie de toma de decisiones “prácticas”: lugar de residencia, reparto de los bienes comunes… sino también a toda una serie de decisiones muy importantes que afectarán muy directamente al futuro de sus hijos.

leer más

Peritaje psicológico del mobbing o acoso laboral

El mobbing es un concepto que empezó a conocerse en la década de los noventa del siglo pasado; no porque antes no existiera (existe desde siempre), sino porque comenzó a estudiarse y sistematizarse, es decir, a conceptualizarse.

leer más

Cómo funciona un proceso con un mediador familiar

Entendemos la mediación como un proceso en el que dos partes de una familia se decantan, de forma voluntaria, por iniciar un proceso con un profesional externo, neutro y cualificado en un ambiente de confidencialidad y respeto. El mediador familiar ayudará a las dos partes a que se entiendan, saliendo de los círculos habituales de comunicación y visión del otro que habitualmente suelen estar preestablecidos y rigen la relación.

leer más

Violencia intrafamiliar y términos afines

Si el proceso de separación o divorcio de una pareja nunca es fácil, es una situación especialmente complicada cuando se produce en un contexto de violencia intrafamiliar. La violencia doméstica o violencia intrafamiliar se define como «la violencia ejercida en el terreno de la convivencia familiar o asimilada, por parte de uno de los miembros contra otros, contra alguno de los demás o contra todos ellos».

leer más

Abuso sexual infantil: esa dolorosa realidad

El abuso sexual infantil, pese a no ser un problema reciente, es uno de los tipos de maltrato que más ha tardado en estudiarse. Esto es debido a múltiples factores: la ausencia de síntomas físicos visibles en muchos casos, la heterogeneidad de los síntomas psicológicos que presentas los niños que lo sufren y, por supuesto, la dificultad que tiene la sociedad para admitir y reconocer que esto es algo que pueda sucederle a un niño o una niña.

leer más

Apai Psicólogos

Centro de psicólogos en Valencia

Plaza del Ayuntamiento 8, 2º,3ª
46002 Valencia centro
963 94 47 95
info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar