Psicólogos de adultos en Valencia

Quieres vivir tu vida, estar a gusto, ser feliz. Quieres sentirte independiente, levantarte por la mañana con una sonrisa en los labios y respirar. Ser capaz de tomar decisiones, saber qué es lo que quieres, sentir que aciertas. A veces, no es fácil. A veces, no puedes. Déjanos decirte que buscar soluciones es ya la mitad de la solución. Para el resto del camino, cuenta con nosotras.

Apai Psicólogos

ANSIEDAD

La ansiedad es una respuesta natural del organismo para defenderse o huir de un peligro. Por lo tanto, en sí misma la ansiedad no es mala. Si no la tuviéramos, no habríamos sobrevivido como especie ni como individuos. La ansiedad nos permite reaccionar rápido. Sin embargo, se convierte en un problema cuando se produce ante situaciones que objetivamente no suponen un peligro para nosotros, o cuando se mantiene durante demasiado tiempo. Es entonces cuando puede resultar útil asesorarse con un psicólogo para superarla.
Los trastornos de ansiedad más frecuentes son: fobias, ataques de pánico, estrés, trastorno obsesivo-compulsivo e hipocondría.

DEPRESIÓN

Los psicólogos que nos dedicamos a la psicología clínica sabemos bien que la persona con depresión ha perdido la ilusión por la vida, no tiene fuerzas para llevar proyectos que antes resultaban sencillos y todo cuesta un enorme esfuerzo. Le cuesta levantarse o ducharse con la frecuencia de antes, arreglarse puede convertirse en una tarea muy costosa, su patrón de alimentación y sueño se altera y se va aislando socialmente por falta de energía, fuerzas o ganas para salir.

Hay diversas causas para la depresión: a menudo se producen tras una pérdida (pareja o un trabajo), ante grandes cambios en el ambiente (casarse, mudarse o preparar una oposición), otras veces se juntan diversos problemas que desbordan nuestra capacidad de afrontamiento.

ESTRÉS

Podríamos decir que el estrés es una especie de ansiedad mantenida durante un largo periodo de tiempo que puede ser tratada por un psicólogo. Se produce cuando se presentan situaciones en nuestra vida que parecen desbordar nuestras capacidades para abordarlas o nos exigen un alto nivel de rendimiento o alerta continuo.
Un psicólogo puede enseñarte técnicas de afrontamiento para que las situaciones te estresen menos: técnicas para controlar la ansiedad, mejora de la autoestima, técnicas de resolución de problemas vitales, técnicas de asertividad para mejorar tus habilidades sociales, técnicas para criar a tus hijos, etc…

INSOMNIO

Las dificultades en relación con el sueño son uno de los problemas más frecuentes en la población, en España una gran cantidad de personas viven con algún trastorno del sueño. Dependiendo de la gravedad, los problemas relacionados con el sueño o insomnio pueden llegar a derivar en enfermedades psiquiátricas o importantes complicaciones vasculares como por ejemplo el infarto de miocardio o los accidentes cerebro-vasculares.
Nuestro programa contra el insomnio tiene como objetivo aunar estas técnicas en un protocolo de tratamiento grupal diseñado en 6 sesiones de 90 minutos cada una.

BAJA AUTOESTIMA

Tengo una buena autoestima cuando me acepto y aprecio, siento que “valgo” y que soy capaz de emprender retos. Considero que puedo superar mis problemas, me atrevo a ser creativo, me siento independiente y me relaciono con facilidad con la gente. Tengo una baja autoestima cuando no creo en mí mismo, me siento inseguro, considero que no alcanzo nunca mis metas, me siento culpable con frecuencia y me retraigo de situaciones sociales.

Un psicólogo puede ayudarte a entender porqué tienes baja autoestima, de dónde viene y qué factores han influido en ello, así como a elaborar un proceso en el que recuperes o construyas una buena autoestima.

ADICCIONES

El psicólogo distingue entre los conceptos de uso, abuso y dependencia de una determinada sustancia o actividad, dado que existen adicciones químicas y adicciones no químicas. La dependencia implica que la persona prioriza el consumo de la sustancia o el ejercicio de la actividad a otras cosas o personas importantes y relevantes en su vida.

Un psicólogo especializado en adicciones puede ayudar en el proceso de superar una adicción, pues resulta relevante no sólo abandonar el consumo o la práctica de la adicción, sino también entender porqué ha llegado a ocurrir para evitar recaídas en un futuro.

HABILIDADES SOCIALES

Los psicólogos definimos las habilidades sociales como “la capacidad para interactuar con los demás de un modo determinado que es aceptado o valorado socialmente y, al mismo tiempo, personalmente beneficioso o mutuamente beneficioso” (Slaby, 1977).

Estas habilidades sociales se aprenden de modo natural desde la infancia y tienden a provocar reacciones positivas por parte de los demás, con lo cual se ven reforzadas. Sin embargo, en ocasiones, los padres y modelos de infancia no son capaces de transmitir esas habilidades porque ellos mismos no las tienen desarrolladas, de modo que el niño no puede observarlas ni ejercitarlas.

ATAQUE DE PÁNICO

Un ataque de pánico puede producirse cuando sufrimos una reacción fisiológica y emocional que consideramos fuera de lo normal y que interpretamos catastróficamente: dolor en el pecho, taquicardia, falta de aire, sensación de irrealidad o de no ser yo…

Estas sensaciones pueden provocarnos miedo a morir o a estar volviéndonos locos. Normalmente hay algunos factores que predisponen a ese primer ataque de pánico: problemas interpersonales, problemas en el trabajo, hipocondría, escuchar noticias de infartos, etc…

FOBIAS

Una fobia es un intenso miedo en situaciones que objetivamente no son peligrosas para nuestra supervivencia. La ansiedad que sentimos cuando tenemos una fobia es tan alta que nos lleva a huir de esa situación y a evitar lugares, situaciones o personas relacionadas con esa ansiedad. En un primer momento, podemos sentirnos más relajados pero, a medio plazo, ese tipo de situaciones cada vez nos producen más ansiedad.

AGORAFOBIA

La agorafobia, lejos de ser la fobia a estar en lugares públicos, como mucha gente cree, es el miedo a encontrarse en una situación o lugar donde – en caso de encontrarse mal o tener un problema – sea difícil escapar. Muchas veces el temor es a tener una crisis de ansiedad o ataque de pánico en esa situación.

Por lo que el miedo agorafóbico puede presentarse al estar solo en casa y temer no poder pedir ayuda, o al estar en un lugar con mucha gente del que no se pueda salir fácilmente en caso de ansiedad, también en colas o consultas médicas…

FOBIA SOCIAL

La mayor parte de nuestra satisfacción como seres humanos se produce al vivir en sociedad: tener amigos, formar una pareja, relacionarnos con familiares, realizar gestiones en la sociedad, divertirse, etc. Aunque todos sentimos algo de incertidumbre, o inseguridad al conocer a personas nuevas, una vez roto el hielo la mayoría logramos disfrutar.

En cambio, las personas con fobia social experimentan un grado de ansiedad tan alto que tiemblan, sudan, tartamudean o no dejan de pensar en la impresión que están causando, lo cual convierte estas situaciones en vivencias tan desagradables que acaban evitándose.

OBSESIONES

Una obsesión es una idea, imagen o impulso que se experimenta como “intrusivo”, y que la persona intenta suprimir. La obsesión no es voluntaria, sino que es vivenciada por la persona como algo que invade su conciencia. Por el contrario, una compulsión es una conducta repetitiva como respuesta a una obsesión y de acuerdo a unas reglas.

El tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo que realiza un psicólogo tiene como finalidad reducir o eliminar la intensidad/frecuencia de los síntomas obsesivos y/o compulsivos y el malestar asociados a ellos.

HIPOCONDRÍA

La hipocondría es la preocupación o la convicción de padecer una enfermedad grave a partir de la interpretación personal de síntomas somáticos. La preocupación persiste a pesar de las exploraciones y explicaciones médicas apropiadas, y provoca un intenso malestar que interfiere con nuestra vida cotidiana.

El objetivo del psicólogo al realizar el tratamiento de la hipocondría es: devolver a la persona que la padece el control sobre las emociones y las conductas relacionadas con su salud; poder acudir al médico sin ansiedad, cuando la situación médica lo requiera; poder escuchar noticias de enfermedades sin angustiarse; vivir con tranquilidad sin notar constantes cambios físicos que nos inquietan.

PROBLEMAS LABORALES

El ámbito laboral puede ser fuente de gran realización para los seres humanos y también fuente de gran malestar. Puesto que la mayoría de las personas tenemos que trabajar para sobrevivir y llevar a cabo nuestros planes vitales, si el trabajo que desempeñamos, los compañeros o jefes, los lugares, no son de nuestro agrado, podemos vivir esa obligación diaria con gran malestar.

Hay muchos problemas laborales en los que el psicólogo interviene con frecuencia: estrés laboral, mobbing, falta de asertividad del trabajador, mejora de la eficacia y la concentración, reorientación laboral, etc…

CRISIS VITALES

Una crisis vital es un acontecimiento repentino que provoca que nuestra vida cambie de forma radical. Suponen un conflicto para nosotros y nos exigen tomar decisiones para las que no nos sentimos preparados. La forma en la que habitualmente resolvemos nuestros problemas parece no valernos antes la crisis vital y nos bloqueamos. Pese a que toda crisis es a la vez una oportunidad, nuestra vivencia de la misma suele ser negativa.

Un psicólogo puede ayudarnos a entender la crisis vital por la que atravesamos y a reducir las sensaciones de estrés y desánimo emocional que nos bloquean a la hora de generar soluciones y salidas para la misma.

DUELO

El duelo es una etapa que atravesamos las personas cuando perdemos alguien o algo que es muy significativo para nosotros. Durante el duelo, se pasa mal, se sufre. Sin embargo, ese sufrimiento es necesario y terapéutico, nos ayuda en el proceso de superar la pérdida. Durante el duelo es normal llorar, desesperarse, aislarse, enfadarse y tener trastornos gastrointestinales o musculares. Lo mejor es no intervenir terapéuticamente en el duelo y dejar que las personas cercanas acompañen al doliente en su proceso y le permitan sus emociones.
Sin embargo, existen duelos que se complican y sobre los que sí debe actuar un psicólogo: duelos que se alargan más de lo habitual y que no dejan que la persona se ponga de nuevo de cara a la vida, duelos retardados que aparecen cuando uno ya no se lo espera, o duelos excesivamente intensos.

DOLOR CRÓNICO

El dolor es una experiencia habitual y desagradable de nuestra vida  y se suele comentar al psicólogo que viven el dolor como algo esencialmente negativo.

Sin embargo, el dolor, tiene una importante función protectora para nuestro organismo: nos avisa de cuando algo va mal en nuestro cuerpo o de situaciones potencialmente peligrosas. El dolor crónico, por contra, carece de ese valor adaptativo y supone un verdadero problema para la persona, derivando con frecuencia en ansiedad y depresión.

AFRONTAMIENO PSICOLÓGICO DEL CÁNCER

El diagnóstico de un cáncer supone un antes y un después en el proyecto vital de la persona que lo padece y su familia. Las distintas fases de la enfermedad van acompañadas de momentos de gran impacto emocional y de reacciones psicológicas intensas. La labor del psicólogo frente al paciente oncológico consiste en ayudarle a controlar sus niveles de estrés y depresión, así como a enseñarle estrategias para reducir el dolor.

Otra labor del psicólogo es la de asesorar a las familias a cómo tratar a la persona que padece cáncer, cómo conviene hablarle y cómo no, así como a reducir la angustia tanto de pacientes como familiares.

Psicólogos Valencia

Psicólogas Valencia

Somos cuatro psicólogas, un coach y una nutricionista.
Seis mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Apai Psicólogos

Psicólogos Adultos en Valencia

Dirección: Carrer de Russafa, 14
46004 Valencia centro
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com
Gabinete de psicología adultos

Llámanos
Como llegar