Fracaso Escolar

¿Qué le pasa a nuestro hijo? ¿Por qué no se centra en los estudios? ¿Por qué saca malas notas?. La mayoría de los padres, como es normal, se angustian ante los suspensos de los hijos o se agobian cuando éstos no quieren hacer los deberes. En muchas ocasiones, recurren al sermoneo o a los premios y castigos para corregir este problema. Sin embargo, nuestro equipo de psicología infantil no está de acuerdo con este enfoque, que no soluciona el problema y genera tensión en la familia y malestar en el niño.

Es importante averiguar qué es lo que pasa. Tal vez en el colegio frían a nuestro hijo con deberes y se encuentre agobiado por la presión hacia el rendimiento, puede ser que tenga problemas con sus compañeros que le provoquen ansiedad, frecuentemente se les transmite el estudio como un deber y no como algo divertido… Si queréis salir de esta dinámica, podemos ayudaros.

Psicologia Infantil > Fracaso escolar

niño con ansiedad

¿Qué es el fracaso escolar?

Una de las áreas que mayor estrés genera en las familias con niños y niñas de cualquier edad es la relacionada con los estudios. Aunque “oficialmente” el concepto de fracaso escolar se utiliza únicamente para aquellos que no logran el título académico mínimo obligatorio de un sistema educativo, en la práctica se relaciona con el hecho de que un niño no es capaz de alcanzar el rendimiento esperado para su edad. Y esto se mide en suspensos al finalizar el curso escolar.

Cuando los suspensos llegan para quedarse, cuando se perpetúan en el tiempo, se ponen en marcha todos los recursos de la familia para hacer frente al tan temido fracaso escolar: horas codo a codo con el estudiante viviendo deberes y exámenes de nuevo en primera persona, premios y castigos, amenazas y sobornos, profesores particulares y academias…

Todo ello no es en balde, puede que las notas mejoren, o puede que no, pero las relaciones familiares se tensan, pueden aparecer o acentuarse conductas agresivas,  problemas de comportamiento, la autoestima del niño se resiente…

Causas del fracaso escolar

El fracaso escolar es un fenómeno que no responde a una única causa. Cada alumno es un caso particular, y su nivel de rendimiento académico puede estar determinado por infinidad de factores, pero vamos a describir los que más frecuentemente influyen en un mal resultado académico:

El sistema educativo

En primer lugar tenemos que tener en cuenta los fallos del sistema educativo. La escuela tradicional castiga determinados comportamientos y actitudes: un niño inquieto, curioso, respondón… “poco dócil” puede ser sistemáticamente castigado por su comportamiento, puede que desde pequeño sea clasificado como “mal estudiante”, cuando sus capacidades académicas no son ningún problema.

También nuestro sistema de enseñanza se centra en un estilo de aprendizaje concreto: memorístico, teórico, reflexivo… por lo que los niños con un estilo de aprendizaje más procedimental o pragmático tienen mayores dificultades para asimilar la información. Y todo ello juega un papel importante en la aparición del fracaso escolar.

Problemas en la adquisición de competencias académicas

Entre las dificultades del propio estudiante relacionadas en mayor medida con las competencias académicas podemos encontrar las siguientes:

  • Las dificultades del aprendizaje: dislexia, disgrafía, discalculia, disortografía…
  • Una mala adquisición de las competencias básicas: un pobre dominio de la lectura lleva a problemas en la comprensión lectora. Una mala comprensión de los conceptos matemáticos básicos lleva a dificultades para asimilar conceptos más complejos.
  • Mal manejo de las técnicas de estudio: organización, planificación, selección y manejo de la información, etc.
  • Patrones de comportamiento que dificulten la atención y la concentración como los causados por el TDAH (trastorno de atención con o sin hiperactividad)
  • Problemas de visión o audición.

Falta de motivación

La falta de motivación por los estudios común a los niños con fracaso escolar puede estar causada por las propias dificultades para obtener unos buenos resultados, pero también por el aburrimiento en el caso de los niños con altas capacidades o superdotacion intelectual los cuales, pese a sus elevadas capacidades cognitivas, pueden no tener un buen rendimiento en la escuela.

Problemas emocionales

Las dificultades emocionales como la depresión o la falta de autoestima, comunes en la adolescencia, pueden interferir de forma importante en la capacidad de atención y concentración, y, por tanto, en los resultados académicos, favoreciendo la aparición de fracaso escolar.

Estrés

Un descenso de las calificaciones también puede ser un síntoma de una situación de gran estrés vital, como puede ser una separación traumatica de los progenitores, un cambio de domicilio… pero también situaciones más graves como  el acoso escolar o bullying, situaciones de abuso o maltrato, etc. No olvidemos que los factores emocionales influyen en el rendimiento tanto de niños como de adultos en determinadas tareas, por lo tanto no podemos ignorarlos en casos de fracaso escolar.

Diagnóstico

Frente a este fenómeno multi-causal es muy importante realizar una detallada evaluación por parte del psicólogo infantil para determinar qué factores están incidiendo en los malos resultados académicos. Sólo de esta forma podemos realizar un diagnóstico precoz y una intervención eficaz mediante pautas que ayuden al niño y a su familia a salir de esta situación.

Apai Psicólogos

Centro de psicólogos en Valencia

Plaza del Ayuntamiento 8, 2º,3ª
46002 Valencia centro
963 94 47 95
info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar