No sé si tengo un trastorno alimentario

¿Por qué me está pasando esto con la comida?

Los problemas relacionados con la comida en los trastornos alimentarios no son más que la punta de un iceberg extraordinariamente profundo.

Si tú mismo, o un familiar tuyo, tiene bulimia, anorexia, trastorno por atracón, etc, seguramente lo más notorio son: las constantes dietas, el abuso de laxantes, el ejercicio físico compulsivo, los vómitos auto-inducidos, la obsesión por pesarse a todas horas, ¿no es cierto? Esto es lo que se ve. Pero si nos centramos sólo en estos aspectos, es decir, si les obligamos a comer más y mejor, o a reducir sus atracones en otros casos, o a regular el consumo de laxantes y diuréticos, o erradicar los vómitos… no estaremos erradicando el problema desde la base.

¿Qué más hay detrás?

Bajo esa superficie visible de problemas relacionados con la comida y el peso, hay toda una masa sumergida en la invisibilidad e intimidad de una persona que sufre, que resulta de extremada importancia. En función del trastorno alimentario que presente, esta persona puede estar acosada por el perfeccionismo y la incapacidad para comprender y expresar sus emociones; o por una baja autoestima y un pánico al rechazo; suelen estar presentes también la inseguridad, la tristeza y la ansiedad. No abordar estos problemas en el tratamiento de los trastornos alimentarios, conlleva recaída probable.

¿Cómo ha ido surgiendo en mí este problema?

El iceberg se forma de abajo hacia arriba. Las personas que acaban desarrollando trastornos alimentarios experimentan todos estos sentimientos de frustración, impotencia, autocrítica, miedo, antes de desarrollar el trastorno. Emociones que no encuentran el modo de suavizar, de resolver, de calmar. El trastorno alimentario acaba siendo un intento desesperado de controlar esas emociones: si tengo miedo al rechazo, tal vez adelgazando guste más; si siento que no controlo nada en mi vida, tal vez la sensación de control con la comida me suba temporalmente la autoestima; si siento ansiedad y baja autoestima, tal vez lo olvide momentáneamente comiendo…

¿El trastorno alimentario tiene solución?

Se trata al revés de cómo se ha formado, es decir, de arriba hacia abajo, en muchos casos, porque si no atendemos a los síntomas que están ocurriendo en estos momentos (los atracones, las restricciones alimentarias, el abuso de laxantes o diuréticos, el ejercicio compulsivo, los vómitos…) se cronificarán. Pero siempre es importante llegar hasta debajo del iceberg, para prevenir recaídas.

También te puede interesar

Peso ideal y trastornos alimentarios

Vivimos en una sociedad obsesionada por un ideal muy concreto de belleza. Una belleza basada en pesos inalcanzables y características físicas la mayoría de veces sólo alcanzables a través de photoshop.

Atracón: cómo saber si estamos ante una bulimia

La bulimia, así como la anorexia puede ser detectada más rápidamente por la pérdida progresiva de peso, puede pasar desapercibida en un inicio. Y esto es así porque uno de los principales síntomas, el atracón, genera tanta sensación de culpa que suele ser llevado a cabo a escondidas.

Qué hay de nuevo en la anorexia

Como en cualquier disciplina sanitaria, en la nuestra, psicólogos y psiquiatras investigan constantemente sobre la mejor manera de diagnosticar y tratar a las personas que padecen algún tipo de trastorno psicológico.

 

Psicólogos en Valencia APAI

Plaça de l´Ajuntament, 8, 3, 46002 València
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

 

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar