La pica

Un transtorno alimentario poco conocido

La pica, junto con la rumiación, estaban incluidos antiguamente en el apartado de los trastornos de la infancia y la adolescencia del manual clasificatorio DSM. En la última revisión, el DSM-IV, sin embargo, han pasado a formar parte del capítulo de Trastornos de la Alimentación y la Nutrición.

niño con ansiedad

¿Qué es la pica?

La pica es un trastorno psicológico consistente en ingerir sustancias que no son nutritivas. Para que pueda diagnosticarse el trastorno, la pica debe persistir al menos durante un mes. No sería pica la conducta de bebés que tienden a explorar con la boca, dado que éste es un proceso evolutivo normal entre los 18 y los 24 meses.

¿Qué sustancias suelen consumirse en la pica?

En la pica, es frecuente la ingesta de sustancias como hielo, tierra y madera, aunque también se observa ingesta de almidón, cuerda u otros productos.

¿Qué grupos de población tienen más pica?

Lo cierto es que se desconoce la prevalencia exacta de este trastorno en la población general. Sí se ha observado que es más frecuente al algunos grupos de población, como por ejemplo, las embarazadas, los autistas, los personas con discapacidad intelectual, las personas con alguna enfermedad mental y niños en general.

Complicaciones frecuentes en la pica

Existen tres tipos de complicaciones frecuentes en este trastorno: obstrucción intestinal, intoxicación e infestaciones por parásitos.

Porqué se desencadena el trastorno de la pica

Las causas de la pica no están suficientemente establecidas a día de hoy, aunque sí se han aislado algunos factores que están presentes en algunas personas con trastorno de pica, pero no en todas. Por ejemplo, es posible que la deprivación alimentaria, los vómitos, un exceso de producción de saliva o alteraciones en olfato y gusto, puedan estar presentes en el mantenimiento de la pica, y en el inicio de algunos casos.

Psicólogos y psiquiatras han hipotetizado que las situaciones de negligencia emocional grave y abandono en niños o personas discapacitadas, favorecerían la aparición de este trastorno. La ingesta de sustancias no nutritivas supone una respuesta frente al estrés o una forma de autoestimulación.

Los nutricionistas apuntan a que la pica puede suponer un mecanismo compensatorio de lairganismo en casos de falta de hierro o cinc. De hecho, en embarazadas, niños y personas con pérdida de sangre digestiva, la pica y el déficit de hierro suelen coincidir. Otro grupo de población que avalaría esta hipótesis sería el de los discapacitados intelectuales, dado que los que tenían más tendencia a consumir ramas, heces o tierra eran los que presentaban marcadores sanguíneos bajos para hierro. En relación al cinc, se observó mejoría al administrar suplementos de éste en personas que consumían habitualmente tierra. Swift encuentra que la carencia de cinc, independientemente de otros factores, multiplica por 6,25 las posibilidades de padecer Pica, siendo este factor el más importante, por encima de la discapacidad intelectual y el déficit de hierro.

Tratamiento de la pica

La evaluación y el tratamiento de la pica necesariamente será mutidisciplinar. Por un lado, la valoración del nutricionista necesariamente incluirá un examen nutricional consistente en la realización de una antropometría, así como el análisis y la evaluación de la ingesta. Por el otro, el médico realizará una analítica para detectar niveles de hierro, sobre todo ferritina, y plomo. El estado nutricional del cinc, más complejo de analizar, se hará mediante la combinación de marcadores. Se rastreará también la presencia de otros tóxicos, así como parásitos en heces.

La valoración del médico digestivo incluirá una rx simple de abdomen para detectar si ha habido ingesta de cuerpos extraños y si se ha producido obstrucción. En determinados casos puede ser necesario recurrir a otras técnicas radiológicas o endoscopia .

La valoración de los psicólogos y los psiquiatras se centrará en el análisis funcional de la conducta, que será clave para el tratamiento psicológico. Se evaluarán también trastornos psiquiátricos asociados. Los psicólogos informarán a la familia como proceder, pues ésta será un pilar fundamental del tratamiento. Los psicólogos transmitirán a la familia la importancia de deshacerse de sustancias tóxicas en el domicilio, del correcto control de la dieta pautada por el nutricionista y de los modos correctos de reaccionar ante la persona que padece este trastorno mediante entrenamiento en habilidades sociales, control de estímulos y programa de refuerzos apropiado.

 

Psicólogos en Valencia APAI

Plaça de l´Ajuntament, 8, 3, 46002 València
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

 

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar