DEPRESIÓN | MINDFULNESS

26 junio 2017

La rumiación mental como huida

¿Qué es la rumiación mental?

La rumiación mental es un tipo de pensamiento repetitivo y pasivo sobre un asunto que nos preocupa. Habitualmente se rumia sobre por qué ocurre lo que nos preocupa, de dónde viene, qué consecuencias tiene, etc… generándose un pensamiento circular que no nos lleva a “encontrar la punta de la madeja” sino a enredarnos cada vez más en ella.

De hecho, los psicólogos hemos observado que la rumiación es un estilo de afrontar un problema basado en la atención al síntoma, a las causas, a las consecuencias, en un intento de buscar una solución, en un intento de tener sensación de control sobre lo que nos ocurre.

La rumiación mental es una forma de evitación

En el fondo, aunque muchas personas lo desconozcan, la rumiación mental es un mecanismo para no confrontarnos con emociones que nos desagradan.

Un psicólogo te explicará cómo la rumiación mental surge para desapegarnos de esas emociones incómodas, aunque pueda parecer todo lo contrario. Al distanciarnos, al rechazar, esas emociones difíciles, bloqueamos la posibilidad de procesamiento emocional y la situación que tenemos delante no se resuelve adecuadamente.

La rumiación empeora el estado de ánimo

La paradoja es que la rumiación mental, aunque surge como mecanismo para evitar el dolor emocional, acaba generando más dolor emocional, por la vía de empeorar un estado de ánimo ya de por sí negativo. La rumiación, al ser una forma de evitación experiencial, nos aleja de la toma de decisiones apropiadas para encarar una situación dolorosa, ya sea interpersonal, personal, académica, de salud, o del tipo que sea.

Los intentos de suprimir la rumiación no funcionan

Las personas que, hartas de rumiar, intenten suprimir este proceso, se encontrarán con un efecto rebote: cuanto más intenten no pensar sobre el problema, más difícultades tendrán para olvidarlo. La lucha contra la rumiación, el enfado con ella o la presión por eliminarla no harán más que aumentar su frecuencia e intensidad.

Mindfulness como ayuda para salir de la rumiación

Las técnicas de Mindfulness son más efectivas para manejar la rumiación que otro tipo de ténicas o intentos particulares de las personas ue la padecen. El objetivo con la rumiación, desde el enfoque mindfulness, es más el descentramiento y  la defusión cognitiva. Con el mindfulness puede aprenderse a tolerar estados emocionales incómodos y a relacionarse con los pensamentos de una manera diferente, tomándolos como meras hipótesis, entendiendo que no son más que pensamientos, comprendiendo que un pensamiento no es una realidad.

Mª José Miguel Quilis

Psicóloga de adultos en Valencia

Especialista en mindfulness

Directora Apai Psicólogos

También te puede interesar

Cómo convivir con tu dolor crónico

El dolor crónico, por lo general, no suele responder de modo suficiente a la analgesia farmacológica. Para manejar esta experiencia humana es importante intervenir también psicológicamente.
Existen muchas técnicas que pueden ayudarte a afrontar esta situación, cada una con su grado de eficacia y con su acción diferente sobre distintas personas.

Felicidad y neurociencia = neurofelicidad

A nivel mundial, la felicidad está de moda. De hecho, en 2012, la Organización de las Naciones Unidas aprobó una resolución en la que decretó que “la búsqueda de la felicidad es un derecho humano fundamental” llegando incluso a declarar el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad.

Depresión de invierno

Últimamente se escucha hablar de la llamada “depresión de invierno”, lo que se ha venido a denominar el síndrome estacional, y con frecuencia se habla de factores biológicos, como la falta de luz.

Apai Psicólogos

Centro de psicólogos en Valencia

Plaza del Ayuntamiento 8, 2º,3ª
46002 Valencia centro
963 94 47 95
info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar