ADOLESCENTES

1 septiembre 2016

ADOLESCENCIAS (I):

TANTAS COMO ADOLESCENTES

Las adolescencias

Como psicólogas, hemos querido titular de este modo el presente artículo para respetar y difundir la variabilidad inmensa que existe dentro de esas personas llamadas adolescentes. Hay tantas adolescencias como adolescentes y, muchas de ellas, no son conflictivas, no son tempestuosas. Otras tantas, sí lo son.


Los adolescentes atraviesan una fase de cambio en la que sienten mayor necesidad de independencia, comienzan a madurar sexualmente y aumenta su capacidad para el pensamiento abstracto.

Los padres han de saber adaptarse a esa persona que tiene estas nuevas necesidades y habilidades que necesita explorar y defender.

El peligro de la visión negativa sobre la adolescencia

Los psicólogos queremos señalar que la extendida visión unificada negativa sobre la adolescencia entraña algunos riesgos: se generan estereotipos tanto para los padres como para los hijos, estereotipos que nos preparan para prejuzgar cualquier comportamiento nuevo en la adolescencia como negativo, en caso de los padres, o que provocan una socialización anticipatoria negativa en caso de los chavales, es decir, que los predisponen por anticipado, y negativamente, ante los comportamientos que sus padres tendrán hacia ellos cuando sean adolescentes.

¿Existe el conflicto intergeneracional?

Determinadas investigaciones psicológicas señalan que, aunque por supuesto en muchos casos los conflictos ente padres e hijos adolescentes existen, la mayoría de los jóvenes tienen una buena relación con sus padres, compartiendo con ellos su escala de valores, y no tienden a rebelarse contra su familia o contra la sociedad.

De hecho, según Coleman “la guerra entre generaciones es un mito alentado por los medios de comunicación”.

Procesos normales de transición

Es cierto que los adolescentes atraviesan una fase de cambio, al igual que antes en la vida han atravesado otras fases de cambios (el gateo, la ingesta de sólidos, el comienzo de la deambulación, la autoafirmación de los 2-5 años, etc…). En esta fase de cambio en particular, en la adolescencia, sienten mayor necesidad de independencia, comienzan a madurar sexualmente, aumenta su capacidad para el pensamiento abstracto y, claro, los padres han de saber adaptarse a esa persona que tiene estas nuevas necesidades, estas nuevas habilidades que necesita explorar y defender.

Hay padres que, por sus expectativas hacia el comportamiento o por valores sociales y familiares, no consiguen adaptarse a las nuevas necesidades de su hijo: esta es la fuente de muchos conflictos familiares en los hogares de familias con adolescentes.

Tres necesidades frecuentes en un adolescente

Necesidad de autonomía

Los adolescentes suelen tener también necesidad de autonomía, es decir, necesidad de que se les permita estructurar su vida personal y su futuro de la forma que ellos piensen que es mejor para ellos. La necesidad de autonomía madurará cuando el adolescente sienta que puede elegir por sí mismo… cargando con la responsabilidad de sus decisiones.

Necesidad de independencia

En algún momento de su adolescencia, probablemente, tu hijo mostrará mayor necesidad de independencia; pero, ojo, está necesidad no será lineal, sino zigzagueante, es decir, puede oscilar entre la búsqueda de atención (“¡Aquí nadie me hace el menor caso!” ) y la defensa de la independencia (“¡No te metas en mi vida!”) de modo muy personal y, tal vez, desconcertante para unos padres. Por su parte, los padres zigzaguean de la misma manera, oscilando entre exigir que sus hijos sean independientes (“¡A tu edad ya deberías hacerte la cama!”) y recriminar o castigar cuando se independizan (“¡ tú no tienes edad para eso!”).

Es significativo observar a menudo en la consulta del psicólogo cuando padres e hijos e acusan mutuamente de que el otro no se aclara y no sabe lo que quiere, sin darse cuenta de que les está ocurriendo a ambos por igual.

 

Necesidad de diferenciarse

Muchos adolescentes necesitan, también, sentirse originales. Para ser original algunos adolescentes buscan, lógicamente, diferenciarse de su entorno, contraponerse con él, pedir formas diferentes de hacer. Si los papás son capaces de flexibilizar sus criterios, escuchar lo que de bueno puede tener lo nuevo que aporta su hijo adolescente, los conflictos se minimizan mágicamente.

¿Te gustan nuestros artículos?

Aroa Albert

Psicóloga infanto-juvenil

Apai Psicólogos

También te puede interesar

SOS: adolescentes confinados en casa

SOS: adolescentes confinados en casa

Se habla mucho de cómo pasar la cuarentena con niños y niñas, con sus horarios, sus manualidades, hacer deporte en familia…. ¿Pero qué hacemos con los adolescentes? ¿y si además nuestra relación no es buena? Este artículo, escrito por nuestra psicóloga Aroa,...

Mi hijo/a me ha dicho que es homosexual

Mi hijo/a me ha dicho que es homosexual

ADOLESCENTES / SEXUALIDAD 9 de marzo de 2020       A pesar de la mayor aceptación de la condición sexual en la actualidad, comunicar a los familiares la homosexualidad no siempre resulta fácil. Cuando un adolescente decide comunicar a su...

¿Cómo ayudo a mi hijo o hija con el duelo?

¿Cómo ayudo a mi hijo o hija con el duelo?

Las pérdidas en la infancia Aunque duela, no hay nada más natural que morir o perder a un ser querido. Si queremos educar a niñ@s que puedan hacer frente a la vida con coraje y recursos, debemos enseñarles a afrontar las pérdidas.   ¿Cómo...

 

Psicólogos en Valencia APAI

Plaça de l´Ajuntament, 8, 3, 46002 València
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

 

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar