ADICCIONES

07 de octubre de 2019


La adicción y el auto-engaño

Mistificar: Confundir o enmascarar lo que está ocurriendo, induciendo a confusión, sustituyendo interpretaciones verdaderas por otras falsas. Falsear, falsificar, deformar.

La mistificación en la adicción

El proceso de autoengaño suele comenzar con las pequeñas mentiras cuando una persona da los primeros pasos de una adicción, pero acaba impregnando la certeza de la persona, que acaba creyendo sus mentiras. La persona mistificada ve lo que quiere ver, o lo que se siente preparada para ver. Esto es así, porque las primeras mentiras aisladas típicas en una adicción generan culpa, malestar, disonancia cognitiva, entre lo que uno sabe que tiene que hacer, o no hacer, y lo que realmente hace. Para paliar estos efectos desagradables, que le hacen sufrir, la persona con adicción desarrolla un mecanismo defensivo que consiste en adaptarse a la mentira.

¿Cómo?: evitando que la mentira pase el filtro consciente y e incorporando la mentira a la estructura de la personalidad. Así consigue que desaparezca la culpa y neutraliza la ansiedad crónica que le ha venido aquejando.

La deseabilidad social: el manejo de impresiones y el auto-engaño

Tal vez hayas oído hablar de la deseabilidad social.  La deseabilidad social nos lleva a actuar de la forma en que esperamos contravenir menos las presiones sociales, en lugar de actuar de modo más genuino. Para ello, echamos mano del manejo de impresiones, que no es ni más ni menos que la intención consciente de responder del modo en que esperamos que más nos conviene hacerlo, y del auto-engaño, que sería la tendencia inconsciente, más automática, a hacer lo mismo. Esta segunda tendencia, el auto-engaño, es siempre involuntaria. En una adicción, empieza habiendo mucho de deseabilidad social, luego la cosa se complica.

Funciones psicológicas del auto-engaño

La mentira consciente es un proceso que no sale gratis. Exige esfuerzo por mantener la mentira, por recordar a quién, qué y cómo se ha dicho, o malestar por la conciencia de mentir. El auto-engaño, por el contrario, al ser automático, se incorpora al repertorio de cogniciones y conductas de la persona y nos promete eliminar los dos inconvenientes anteriores: no exige esfuerzo, no implica contradicciones morales.

El auto-engaño mantenido: la mixtificación

Cuando el engaño se automatiza de tal manera, acaba involucrando la vida entera de la persona. Es entonces cuando hablamos de mistificación, un fenómeno que cualquier familiar de una persona con adicción habrá sufrido con desesperación: el adicto niega la mayor, niega completamente la evidencia.

Las consecuencias del auto-engaño

La consecuencia más evidente de la mistificación prolongada es que la verdadera personalidad del sujeto queda como hibernada, usurpada por esta nueva construcción defensiva. La persona acaba manipulando sistemáticamente, tanto a los demás como a sí mismo, volviéndose huraño, desconfiado e incrédulo. Estas últimas tres características le enraízan aún más en su adicción, alejándole de la toma de conciencia y de sí mismo, desconociéndose cada vez más. Se adhiere a patrones que le resultan más cómodos porque le reducen la incomodidad, la duda, la culpa, la conciencia de la necesidad de cambiar. Digamos que se anestesia en su mentira y se sitúa en una mala posición de partida para sensibilizarse a la necesidad de cambio.

En estas etapas, comprometerse con el esfuerzo por abandonar la adicción resulta muy difícil. En algún momento puede haber un rayo de luz que se cuele por esta coraza defensiva y, muchos adictos, abren por ahí la posibilidad de, muy lentamente, casi con miedo, sentir la necesidad de cambio.

Mª José Miguel Quilis

Psicóloga de adultos en Valencia

Directora Apai Psicólogos

Psicólogos en Valencia

También te puede interesar

Tus pequeñas adicciones cotidianas

Reconozcámoslo: Nos levantamos y no podemos vivir sin ese café o sin comprobar las últimas publicaciones de Facebook; llegamos a casa y deseamos esa cervecita o esa copa de vino para relajarnos después de ese día de trabajo; cogemos el móvil en cuanto suena el aviso de un whatsapp.

Consumir marihuana no siempre afecta igual, ¿por qué?

La planta de la marihuana contiene unas 400 sustancias químicas, 60 de ellas son cannabinoides, fundamentalmente de tres tipos: THC, CBD y CBN. Pero, ¿por qué no todos los porros sientan igual? A continuación te damos algunas respuestas.

¿Qué es una entrevista motivacional? (MI)

Como ya anunciábamos en nuestro anterior post sobre las terapias de tercera generación, vamos a explicar en las siguientes semanas en qué consiste cada uno de esas terapias que tienden a englobarse dentro de este nuevo acercamiento terapéutico. Hoy nos acercaremos a uno de ellos, extremadamente interesante, el MI o Entrevista Motivacional.

 

Psicólogos en Valencia APAI

Plaça de l´Ajuntament, 8, 3, 46002 València
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

 

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar