PSICOLOGÍA INFANTIL

06 septiembre 2019

Claves para que tu hij@ se adapte bien al cole

Durante el mes de septiembre y octubre una de las expresiones que más se escucha es “Periodo de Adaptación Escolar”. La finalidad de este intervalo de tiempo es ayudar al niño a que estos días sean lo menos duros posibles para toda la familia.

Si lo planificamos bien y ayudados de paciencia y comprensión, lo superaremos sin dificultades.

¿Qué le pasa al niño durante el periodo de adaptación escolar?

Hay que tener en cuenta que el niño, si es pequeño, pasa de ser el centro de atención de padres, abuelos, hermanos y del resto de la familia, a tener que integrarse en un ambiente desconocido, en el que no sabe cómo se tiene que desenvolver. Estas vivencias también las tienen aquellos niños que cambian de centro escolar, tengan la edad que tengan, ya que pasan a un ambiente desconocido que le transmite inseguridades.

Orientaciones para familias durante el periodo de adaptación escolar

  • Intentar transmitir seguridad y confianza al dejar al niño en el centro escolar. Si ven que nosotros estamos inseguros y lo pasamos mal, se lo estamos comunicando al niño.
  • Evitar que nuestra cara refleje temor y preocupación. Sabemos que es una etapa por la que tiene que pasar.
  • Mantener la calma y mostrar una actitud comprensiva y de tranquilidad.
  • Evitar comparaciones con algunos niños que se han adaptado con facilidad, cada niño/a lleva su propio proceso de adaptación.
  • Es muy positivo que vean que existe una buena relación y comunicación entre la familia y la escuela para facilitar este periodo. Tienen que ver que nosotros confiamos en el profesor.
  • Tenemos que hacerles saber que entendemos sus miedos, pero que es una etapa que tienen que superar y que estamos ahí para ayudarles.
  • Los padres tienen que despedirse siempre del niño. Una despedida que no tiene que ser larga, con un beso y un abrazo es suficiente. Además recordarle que un rato volveremos a recogerle.
  • Si reaccionan mal, tenemos que mostrarles empatía, es decir, los entendemos pero es una decisión que no tiene vuelta atrás.

Reacciones que pueden tener los niños durante el periodo de adaptación al cole

Hay que estar muy alerta ya que cada niño/a exterioriza y expresa las emociones de estos días de diversas formas, pero todos ellos necesitan ayuda por parte de sus padres y educadores.

A nivel somático

A nivel somático, durante el periodo de adaptación escolar,  pueden aparecer alteraciones del sueño, vómitos, trastornos digestivos, regresión de hábitos de autonomía, pérdida o regresión en el control de esfínteres entre otras.

En el ámbito familiar puede surgir una conducta negativa hacia los padres, ansiedad ante la separación, sentimiento de miedo, irritabilidad o conductas agresivas hacia sus hermanos.

A nivel emocional

En el área de las emociones y parte afectiva, podemos hablar de altibajos emocionales. Puede aflorar una actitud tímida o retraída, cierta apatía, rechazo a los juguetes y tristeza. También sentimientos de abandono y de frustración, que acaben en sollozos o lloros.

El niño puede mostrar la ansiedad que está viviendo en este momento de diferentes maneras: se levanta diciendo que no se encuentra bien, que le duele la barriga, angustia antes de ir al cole, nerviosismo durante el trayecto, ansiedad ante la separación de los padres, se muerde los puños y el cuello de la camiseta, protesta por todo o se pone agresivo para evitar entrar.

Si son pequeños nos pueden ignorar a la hora de recogerlos, aunque es algo momentáneo. De esta manera nos están diciendo que están enfadados con nosotros.

¿Cuándo se puede dar por finalizado el periodo de adaptación escolar?

El periodo de adaptación escolar finaliza cuando existe una aceptación de la ausencia de los familiares, se establezca una relación de confianza con su profesor/a, se relacione con sus compañeros y participe en la dinámica escolar. Entonces se sentirá seguro como para mostrar sus emociones y estará preparado para dar y recibir afecto en ese nuevo ambiente.

Las reacciones anteriormente descritas, suelen ser algo pasajero y se soluciona con cariño y comprensión. Sin embargo, en ocasiones se alargan en el tiempo y al niño le continúan provocando malestar y ansiedad generalizada. Si ocurre esto, lo mejor es ponernos en contacto con un psicólogo que nos ayude a reconducir y superar el proceso.

Ana Borja Royo

Psicóloga infanto-juvenil y perito psicóloga

 

 

Psicólogos infantiles en Valencia

 

También te puede interesar

Cómo conseguir un verano sin problemas de pareja

  Cómo utilizar la comunicación sana en la pareja En ocasiones nos vemos inmersos en un estilo de comunicación parco, recriminatorio o impaciente con nuestra pareja. No se sabe bien quién empezó pero el otro reaccionó de la misma manera y estamos metidos en una...

La transgresión como método para aprender las normas

A los niños, en general, les cuesta obedecer: intentan oponerse a las normas que les imponen los padres, pretenden imponer su criterio y se ponen más o menos agresivos cuando los padres no les comprenden o no aceptan sus deseos.

Timidez en la infancia

Jorge tiene siete años y su madre cuenta que, a menudo, parece que sea dos niños distintos. Le encanta estar en casa, le apasionan los dinosaurios y los animales.

 

Psicólogos en Valencia APAI

Plaça de l´Ajuntament, 8, 3, 46002 València
Teléfono: 963 94 47 95
Email: info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

 

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar