TERAPIA FAMILIAR
25 junio 2018

¿Qué es una familia reconstituida?

¿Cómo organizarla bien?

¿Qué es una familia reconstituida?

Una familia reconstituida es aquella formada por una pareja adulta en la que, al menos uno de los cónyuges, tiene un hijo o hija de una relación anterior.

¿Por qué es complicado el proceso de reconstrucción familiar?

Crear una primera familia es algo complicado, y crear una segunda familia con miembros distintos y con otras reglas de funcionamiento y organización (lo que se llama una familia reconstituida) lo es más aún. Esto, cualquier psicólogo experto en psicología infantil o terapia familiar lo conoce.

Otra de las cosas que complica la reconstrucción familiar es que su origen está en una pérdida. Ya sea por divorcio o por viudez, hay que asumir la pérdida, recuperarse del dolor y tomarse un tiempo para poder realizar bien el proceso de “duelo”.

Si no se ha terminado el duelo, no hay espacio para una nueva familia. Y debemos tener en cuenta que un duelo por muerte, no complicado, dura al menos un año, y que el duelo en el divorcio generalmente tiene una duración mayor. El duelo, en término psicológicos, en un proceso doloroso que ayuda a reconstruir nuestro mundo después del cambio que supone una pérdida.

¿Qué dificultades tiene una familia reconstituida para “reconstruirse”?

Los factores que dificultan una buena reconstrucción familiar son:

  • No haber hecho el “duelo” de una manera adecuada.
  • No haber resuelto los problemas legales y económicos.
  • Excluir a los hijos e hijas de los padres o madres biológicos, así como de su familia extensa. Cuando mejor se lleven todas las partes afectadas más rápida será la adaptación de los menores con el nuevo cónyuge.
  • Negar que una familia reconstituida va a tener dificultades a la hora de adaptarse, sobre todo con respecto a la crianza de los hijos/as de nuestro cónyuge. Es habitual pensar que como la nueva pareja se quiere, los hijastros van a terminar queriendo al nuevo cónyuge por igual; sin embargo, los psicólogos sabemos que esto, a menudo, no ocurre así, porque sí. El afecto nace de la relación y necesita tiempo. Se requiere mucha paciencia y una buena actitud.

La crianza de los hijos: una dificultad especial en la familia reconstituida

El aspecto más difícil de la vida de la familia reconstituida es la crianza de los hijos. Formar una familia reconstituida con niños pequeños puede ser más fácil que formarla con adolescentes debido a las diferentes etapas de desarrollo. Sin embargo, los adolescentes se separarán de la familia a medida que forman sus propias identidades.

A menudo, todo este tipo de situaciones pueden despertar sentimientos de culpa en los progenitores por hacerles pasar a los hijos por estos procesos y existe una tendencia a intentar compensarlo con una mayor permisividad o una sobreprotección, que debe evitarse. En estos casos, el asesoramiento de un psicólogo infantil o un terapeuta familiar resulta de gran utilidad y evita muchos problemas futuros.

Entonces… ¿cómo lo hacemos?

Consejos básicos para la crianza de los hijos/as en una familia reconstituida

Es de vital importancia organizarse bien, sobre todo la nueva pareja ha de llegar a buenos acuerdos financieros y de vivienda para no añadir más estrés a la “nueva familia”. Además, es igual de importante formar un “buen equipo como pareja”, que haya buena comunicación y que se establezcan los roles claros de cada uno desde el principio.

Tomar consciencia sobre los sentimientos de “pérdida y cambio” en los hijos e hijas

Es necesario ser respetuosos con su tiempo y sus sentimientos y hacer un acercamiento progresivo de la nueva pareja hacia los hijos e hijas.  Esperar a que la nueva relación sea estable y a que haya pasado un tiempo de la separación de los padres biológicos. En ocasiones, nuestro deseo de estabilizar una situación hace que nos precipitemos. Si no sabes si es el momento adecuado, asesórate.

Una sesión con un psicólogo especialista puede evitarte muchos problemas en un futuro

Establecer normas de convivencia anticipándose con ello a futuras situaciones

Es importante fijar roles, funciones, listado de normas y reglas familiares, especialmente con respecto a la crianza de los hijos del nuevo cónyuge. Los padrastros o madrastras deben establecer primero una relación con los niños que se parezca más a la de un amigo, en lugar de parecer alguien que impone la disciplina. Las parejas también pueden acordar que el padre que tiene la custodia es el principal responsable del control y disciplina de los niños hasta que el padrastro o madrastra y los niños establezcan un vínculo sólido.

El nuevo cónyuge ha de mantener un respeto expreso al otro progenitor

El progenitor que no vive en el hogar ha de ser nombrado con el máximo respeto y su función parental es irrenunciable, debiéndose evitar todo tipo de comentarios negativos ante los hijos.

Crear un sentido de pertenencia a la nueva familia

Es muy importante buscar o crear puntos de unión o afinidad entre los miembros y organizando actividades comunes.

En general, sean hijos del padre o de la madre, la familia reconstituida tiene un gran reto para generar autoestima familiar, y un nuevo modelo de convivencia que debe comenzar por una cuidadosa relación de pareja y que exige mucha atención a todos los miembros y al conjunto.

Mª José Miguel Quilis

Psicóloga de adultos en Valencia

Especialista en mindfulness

Directora Apai Psicólogos

También te puede interesar

Adolescencia, sentirse parte de algo

La adolescencia supone ese periodo de tránsito vital que discurre entre la infancia y la edad adulta.
Es un periodo de cambios evidentes a nivel biológico, pero también desde un punto de vista psicológico, emocional y relacional.

Aventuras extramatrimoniales, cómo ponerles fin

No es lo deseable; sin embargo, en ocasiones, pasa.
Una pareja que atraviesa una época de tensión, alejamiento, o que no encuentra el modo de resolver problemas enquistados es más vulnerable a dejarse llevar por una aventura externa.

Mi pareja me controla el móvil

Siempre han existido personas que ejercen un control indebido sobre la intimidad de su pareja. Hace años se registraban bolsillos, carteras o bolsos; se llamaba al trabajo o amigos para cerciorarse de que la pareja estaba donde decía; se seguía a la pareja; se interrogaba a la pareja o a conocidos, etc.

Apai Psicólogos

Centro de psicólogos en Valencia

Plaza del Ayuntamiento 8, 2º,3ª
46002 Valencia centro
963 94 47 95
info@apai-psicologos.com

Gabinete de psicología en Valencia capital

Psicólogas Valencia

Somos cinco psicólogas, una nutricionista, una dietista y un coach.

Ocho mentes piensan mejor que una. Creemos en la sinergia de un gran equipo especializado. Pero, sobretodo, ya creemos en ti.

Llámanos
Como llegar