Hace unos días entrevistaron a nuestra directora, Mª José Miguel,  en ProntoPro sobre la historia de Apai Psicólogos y el futuro de los gabinetes psicológicos en un panorama como el actual.

Fue una entrevista exigente, recordando los inicios, los motivos que la llevaron a ser psicóloga, los bonitos recuerdos (no siempre fáciles, como todo proyecto que arranca) cuando empezó su andadura en solitario y los recuerdos aún más felices de cómo fue creciendo a medida que incorporaba profesionales especializados al gabinete hasta hacer la gran familia que hoy formamos.

Pero hubo, además, una pregunta que nos llevó a plantear nuestro futuro, y es que en la situación en que nos encontramos es muy importante cuidar la salud mental. En periodo de crisis suelen aumentar las solicitudes de ayuda psicológica y, como hemos comentado en nuestras últimas publicaciones, el periodo de confinamiento puede afectar de formas diferentes a niños, adolescentes y adultos. La situación actual nos llevó a promover la terapia psicológica online para tratamiento psicológico en tiempos de confinamiento.

Son muchos los problemas derivados de un periodo de confinamiento tan largo: si has perdido tu empleo puedes padecer ansiedad o estrés, aquellos que han pasado este periodo en soledad o han sufrido la pérdida de seres queridos en estas circunstancias pueden sufrir episodios de depresión, mucha gente experimenta problemas de convivencia o terrible sobrecarga y bloqueo en el teletrabajo; por supuesto, los miedos a la enfermedad, la hipocondría y los trastornos obsesivos de limpieza se han disparado.

En ocasiones no sabemos lo que un psicólogo puede hacer por nosotros. Otras veces es por cuestiones de privacidad o simplemente por falta de tiempo que no queremos acudir a terapia. Por ello la telepsicología es una metodología que ha venido para quedarse, como complemento a una terapia presencial o como terapia en sí misma. Muchos profesionales han comenzado a probar esta modalidad de atención que nosotras ya implementamos hace tiempo para pacientes que habían cambiado de ciudad de residencia o cuyos horarios hacían imposible desplazarse para acudir a terapia. La psicología presencial seguirá existiendo, todo aquella modalidad que venga a complementarla o a suplir lugares dónde ella no llega será bienvenida.

Llámanos
Como llegar